Ejercítate con tus hijos y haz de la actividad física una rutina para ellos

Victoria es una niña de 7 años que como muchos de los niños de su edad se entretiene jugando videojuegos y viendo películas infantiles. Sus papás están por fuera de la casa la mayor parte del tiempo porque ambos trabajan, así que la dejan a cargo de una niñera que muchas veces prefiere dejarla jugando sola mientras ella hace su trabajo en la casa.

Un día, preocupados porque su hija quería quedarse en casa y no salir a jugar, los papás de Victoria decidieron hablar con su pediatra, quien les explicó que debían incentivarla a jugar al aire libre.

Es importante que los niños, que están en etapa de crecimiento realicen alguna actividad al aire libre bajo supervisión. Esto les ayuda a mantener sus músculos tonificados y fortalecer los huesos, algo que ayuda a evitar problemas osteomusculares y ayuda a prevenir el sobrepeso. Además, les ayuda a socializar mejor con otros niños y a compartir tiempo de calidad con su familia.

Si empiezas a hacer del ejercicio una rutina para tus hijos verás cómo esto les ayuda a reconocer su cuerpo y a conocer sus límites. A futuro, el mayor beneficio que lograras será prevenir el desarrollo de enfermedades como la diabetes y el sobrepeso.

Juan Manuel Sarmiento, Especialista en Medicina del Deporte y Director del Posgrado de Medicina del Deporte en la Universidad El Bosque, dice para los niños la actividad física es movimiento y eso quiere decir que cuanto más se muevan, mucho mejor será para ellos.

Un escenario ideal es el parque infantil: en este lugar pueden jugar con otros niños, correr, saltar, lanzar un balón, entre otras cosas. Todo esto hace parte del ejercicio que deben realizar. Ten en cuenta que el tiempo necesario para ellos son 60 minutos diarios.  

Ahora, si tienes problemas para persuadirlos a que dejen a un lado el computador, el televisor o el celular, deja que sean ellos los que elijan el tipo de actividad física que quieren realizar.

Aunque podrías llevarlo al gimnasio para hacer bicicleta estática o trotar en una caminadora - siempre y cuando se adapte al esfuerzo físico que puede realizar - Sarmiento recomienda la actividad física al aire libre. Hay algo que sí debes evitar a toda costa: actividades que incluyan pesas; el cuerpo de los niños no es apto para hacerlo.

Una rutina en familia
Comienza por el calentamiento. Guíalos para que realicen movimientos circulares con los brazos, las muñecas, las piernas y los hombros, entre 5 y 10 minutos. “Los movimientos circulares con las piernas deben realizarse de derecha a izquierda; con las muñecas y los brazos de arriba hacia abajo; y con los hombros hacia adelante y hacia atrás”, explica Sarmiento.

Después de calentar puedes dejarlos que corran, salten o se suban al rodadero, por ejemplo. No es necesario que sigan una rutina estricta de ejercicios. Lo más importante es divertirse y pasar un tiempo de calidad en familia.

Ojo con la alimentación y nutrición

“Dos horas antes de comenzar la actividad física deben ingerir una comida principal, que puede ser el desayuno o el almuerzo”, dice Sarmiento. “Esto le permite al organismo hacer la digestión de manera adecuada y asimilar los nutrientes que necesita”.

La hidratación también es fundamental. Es importante que los niños tomen de 2 a 3 vasos de agua una hora antes de la actividad. Así, su organismo elimina lo que no necesita y almacena la cantidad de agua que requiere.

Lo indispensable para ejercitarse en familia

- Si la actividad física es al aire libre, lleva bloqueador solar y una gorra para proteger a los niños de los rayos UV.

- Recuerda que deben usar ropa en algodón y en colores claros, ya que la ropa de color oscuro ayuda a aumentar su temperatura corporal.

- Los niños deben usar tenis con una suela adecuada para evitar traumas en sus músculos y en los pies.

- En tierra caliente debes evitar que hagan ejercicio entre el mediodía y las 3 de la tarde, para que no se deshidraten.

Nunca olvides que eres un modelo a seguir para ellos. Si te ven haciendo ejercicio será más fácil que los puedas convencer que también lo hagan. ¡Dales ejemplo!

La actividad física no basta, también hay que llevar una alimentación sana. Consulta la sección Come rico y sin remordimientos y encuentra recetas deliciosas y nutritivas para compartir en familia.

*Agradecimientos a Juan Manuel Sarmiento, Especialista en Medicina del Deporte y Director del Posgrado de Medicina del Deporte en la Universidad El Bosque.