Conoce lo que debes tener en cuenta para identificar un aceite de calidad

Identifica con facilidad la calidad de un aceite

Identifica con facilidad la calidad de un aceite

¿Te ha pasado que estás en el supermercado o en la tienda y cuando llegas a la sección de aceites no sabes cuál llevar? ¿O que para escogerlo te fijas solamente en el tamaño y en el precio? ¿Qué pasa con sus propiedades? Te damos algunas pistas para que elijas el aceite que más se adapte a ti y a tu familia.

Lo primero es que sepas que hay particularidades fisicoquímicas que te ayudan a identificar si el aceite que quieres comprar se hizo bajo buenos procesos de producción. Es decir, que sea de calidad.

Para que esto sea así, hay tres aspectos indispensables: su calidad fisicoquímica, microbiológica y nutricional. Así lo explica Olga Patricia Cobos, nutricionista y docente de la Universidad Nacional.

Pero, ¿cómo identificarlo a simple vista?  Estas son las pautas a seguir:

·         La textura debe ser viscosa y de apariencia traslucida

·         El color debe oscilar entre amarillo claro, traslúcido hasta amarillo más fuerte. Mientras que aceites como el de oliva y aguacate tienen un color ligeramente verdoso.

·         Si se trata de aceites como el de oliva procura que sea extra virgen, ya que este conserva intactas las propiedades nutricionales de las aceitunas.

·         El aceite no debe verse turbio ni tener sedimentos

No te olvides de examinar la etiqueta. Allí reposan la información general y nutricional del aceite. Lo primero es que mires el tamaño de la porción, así no te excederás y podrás llevar un control de la ingesta de calorías, proteínas y grasas. También reposan los datos de contacto y la información del producto, que te permiten ver si vida útil.

¿Qué debe tener el rotulado o etiquetado nutricional? De acuerdo con la resolución 333 del 2011 del Ministerio de Salud y Protección Social, debe contar con información de su aporte nutricional por porción. Tú, como consumidor, debes centrarte en lo siguiente:

·         La Grasa total

·         La Grasas saturadas

·         Si tiene o no grasas trans

·         Las calorías de la grasa

·         Colesterol (si es un aceite de origen animal, por ejemplo, los aceites de pescado y de hígado de bacalao).

Existe una norma que regula los productos de aceites y grasas: la resolución 2154 del 2012. Esta describe en detalle todos los requisitos que debe cumplir un aceite vegetal para ser de buena calidad.

Además, los aceites no deben exceder los límites máximos de residuos plaguicidas para alimentos de consumo humano ni contener sustancias extrañas que originen reacciones químicas.

Lo que debe y no debe tener tu aceite

-       Fíjate que sea libre de ácidos grasos trans o que su aporte sea mínimo. En nuestro país, la regulación dice que su contenido no puede superar 2 gramos por cada 100 gramos de materia grasa (es decir que del 100 % del contenido de grasa solo se permite máximo un 2% de ácidos grasos trans).

-       Su aporte de grasas saturadas debe ser mínimo. La norma indica que en todo alimento envasado para consumo humano cuyo contenido sea igual o mayor a 0.5 gramos por porción declarada deberá presentarse de manera obligatoria en la información nutricional.

-       Que el mayor aporte sea de los grasos insaturados.

¡Sigue estas recomendaciones y comparte este artículo para que tus amigos y familia aprendan a escoger el aceite que sean mejor para ellos y sus familias!

*AGRADECIMIENTOS A OLGA PATRICIA COBOS DE RANGEL, NUTRICIONISTA Y DOCENTE DE LA FACULTAD DE MEDICINA, DEPARTAMENTO DE NUTRICIÓN DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA.

Aceite Gourmet®Comment