Seis alimentos para que tus días sean más productivos

alimentos nutritivos fresas

¿Has escuchado la frase “somos lo que comemos”?… Pues así es. La alimentación es la clave para sentirse activo y enérgico siempre. ¿O te has preguntado por qué te sientes somnoliento después de almorzar?

Lo más seguro es que tu menú incluye carbohidratos refinados, azúcar y grasas inadecuadas. Hablamos con la doctora Dirdi Nariño, Médica Especialista en Obesología y magíster en Metabolismo Clínico y Nutrición quien nos contó qué alimentos aumentan el rendimiento, estimulan la concentración y aportan energía a tu familia.

Los pescados: De acuerdo con la doctora comer atún, salmón, róbalo, mero o sardinas, favorece la memoria y de paso el flujo de información entre las neuronas.

Eso significa que, si no se consumen grasas buenas es imposible trasmitir impulsos eléctricos de calidad al cerebro, que es 60% materia grasa. Estos pescados son una fuente importante de Omega 3, ácidos grasos que protegen y al mismo tiempo favorecen la formación de las neuronas.

Así, si incluyes en tu dieta y en la de tu familia cualquiera de estos pescados mejoras el flujo de información entre las neuronas y aumentarás tu capacidad de memoria.

Además, de acuerdo con la doctora Nariño, son una fuente de fósforo, mineral que nos ayuda a estar atentos y tomar decisiones con celeridad.

El huevo: Consúmelo y prepáralo en el desayuno o almuerzo de tus hijos si quieres optimizar su memoria y mejorar su atención.

Es un alimento rico en Lecitina, lo que favorece la producción de Acetilcolina, sustancia indispensable para la trasmisión de señales electroquímicas al interior del cerebro, explica la doctora. Y contiene antioxidantes, compuestos que previenen la degeneración de las neuronas.

Las nueces: No solo son buenas para cuidar tu figura, gracias a su aporte de Omega 3 y 6, fósforo, vitamina B6 y Serotonina; las nueces protegen las neuronas, contribuyen a la formación de los neurotransmisores, favorecen la capacidad de toma de decisiones. Por eso, es bueno incluirla en la lonchera de los niños.

Los frutos rojos: Por la Fisetina, las fresas mejoran la memoria a largo plazo; Las moras y los arándanos contienen antocianinas, potasio y vitamina C, lo que las hace excelentes antioxidantes, aumentan la concentración y de acuerdo con la doctora tienen un poder magnifico para reducir el cansancio y aportar vitalidad, energía y fuerza.

La avena: Si la jornada es larga y necesitas estar concentrado varias horas o los niños tienen muchas tareas, prepara avena. Por su aporte de Vitamina B1, combate el estrés y disminuye el cansancio precoz que sientes cuando trabajas, estudias o lees.

El aceite de oliva: Al ser fuente de ácidos grasos Omega3, polifenoles y Vitamina E, es un escudo protector de las neuronas. Lo que evita la pérdida de la memoria.

Es importante que promuevas el consumo de agua en tu familia. ¡De una buena hidratación también dependen el rendimiento físico y la capacidad de concentración!

No olvides incluir en tus comidas otros alimentos como tomates, berenjenas, aguacates, dátiles, semillas de calabaza y marañones.