Para nadie es un secreto que el ejercicio es fundamental para favorecer el bienestar de tu cuerpo (Sanitas, s.f.). Pero ¿alguna vez te has preguntado qué tan importantes son los estiramientos?

Pues bien, debes saber que son más necesarios y beneficiosos de lo que se puede llegar a pensar.

Los estiramientos no solamente ayudan a preparar al cuerpo antes de un entrenamiento. También mejoran tu flexibilidad e influyen en la prevención de lesiones musculares (Mayo Clinic, 2020).

Ahora que tienes más clara su importancia, te explicaremos cómo comenzar tus estiramientos matutinos.

La alimentación antes de los estiramientos

Los estiramientos matutinos son una gran idea para arrancar con pie derecho tus días. De esta forma haces que tus músculos trabajen mejor (Mayo Clinic, 2020) y te preparas muy bien para tus jornadas.

Aunque no hay problema en realizar los estiramientos sin haber consumido alimentos, si te sientes bajo de energía al despertar puedes comer una hora o media hora antes de realizar tus estiramientos, así reducirás el cansancio luego del ejercicio (MedlinePlus, 2020).

Estos son algunos alimentos recomendados antes de estirar (Redacción BBC, 2016):

  • Un vaso de jugo de fruta sin cáscara
  • Una taza de yogur
  • Un trozo de pan blanco

10 estiramientos matutinos para comenzar con pie derecho

Aquí te compartimos 10 estiramientos que puedes practicar después de que te levantes. Recuerda que cada rutina que te proponemos debes hacerla durante un lapso entre 10 y 30 segundos (Activo Deportes, 2017).

¿Qué es lo mejor de todo? No necesitas implementos deportivos más que una colchoneta y puedes hacerlo desde cualquier lugar para mantener un estilo de vida saludable.

¡Comienza con pie derecho tu día con estos estiramientos matutinos (Objetivo Bienestar, 2017)!

1. A estirar tu cuello

Comencemos con tu cuello. Lo inclinas lentamente hacia la derecha y luego hacia a la izquierda. Después hacia adelante y, finalmente, hacia atrás.

Es ideal para prevenir tortícolis o dolores más severos.

2. Estiramientos para tus brazos

Forma un triángulo con tus piernas y eleva tus brazos hacia arriba. Apunta tus dedos hacia el cielo, estira hasta donde puedas sin forzar y siente cómo tu cuerpo lo agradece.

3. No dejes de lado los tobillos

Ponte de pie con las piernas levemente separadas y ubica tu pie derecho en puntas. Realiza movimientos circulares hacia afuera. Haz lo mismo con el pie izquierdo y repite estos estiramientos durante 5 series.

4. Estiramientos para tu espalda

Alista la colchoneta y ponte boca abajo con las rodillas en el suelo flexionadas y las palmas de tus manos en el suelo. Estira tus brazos hacia el frente hasta donde puedas sin forzar y mantén las piernas flexionadas. Hazlo y libera la tensión acumulada.

5. A trabajar tus piernas

Acuéstate boca arriba sobre la colchoneta y lleva tu rodilla derecha hacia el pecho sujetándola con los brazos. Ejerce una leve presión y haz los mismos estiramientos con tu rodilla izquierda.

6. Otra vez tus piernas

Levántate nuevamente, agarra tu pie derecho y estira hasta que el talón toque tu glúteo. Aguanta un poco y repite con tu otro pie. Si pierdes el equilibrio mira un punto fijo o apóyate en una pared con la palma de tu mano.

7. Estiramientos para los hombros

Ubica tu brazo derecho frente a tu pecho mientras con la mano izquierda lo presiona ligeramente hacia a ti. Intercambia la posición con el brazo izquierdo y la mano derecha y libera la tensión de tus hombros.

8. Hombros y pectorales

Entrelaza los dedos de tus manos detrás de la espalda. Poco a poco y con cuidado levantas los brazos hasta sentir la tensión en tus hombros y brazos. Recuerda mantener la barbilla pegada al pecho.

9. Piernas y espalda en un estiramiento

Siéntate en el piso con las piernas estiradas y las rodillas ligeramente flexionadas. Luego te inclinas levemente hacia adelante tratando de tocar la punta de tus pies con las manos.

10. Múltiples estiramientos en uno

Nuevamente te recuestas boca arriba, pero esta vez con brazos y piernas estiradas a nivel del suelo. Haz de cuenta que vas a tocar algo con la punta de tus pies y manos. Así relajas tus extremidades, el abdomen y la espalda.

***

Recuerda tomar agua antes, durante y después de tus estiramientos matutinos para mantener tu cuerpo hidratado.

***

Si presentas algunas molestias, no dudes en consultar a tu médico. Ahora sí, que nada te detenga: ¡a estirar se dijo!

BIBLIOGRAFÍA.

– Mayo Clinic (5 de mayo de 2020). Estiramiento: céntrate en la flexibilidad. Mayo Clinic. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/fitness/in-depth/stretching/art-20047931

– Medline Plus (2 de julio de 2020). Nutrición y desempeño atlético. Medline Plus.  Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002458.htm

– OMS (2 de enero de 2020). 10 datos sobre la actividad física. Organización Mundial de la Salud. Recuperado de: https://www.who.int/features/factfiles/physical_activity/es/

– Sanitas (s.f.). La importancia del ejercicio físico en el mantenimiento de la salud. Recuperado de www.sanitas.es

– Redacción BBC (20 de abril de 2016). ¿Qué debemos comer antes y después de hacer ejercicio? BBC. Recuperado de www.bbc.com/mundo/noticias

– Objetivo Bienestar (1 de julio de 2017). Rutina de 10 minutos para estirar por la mañana. Recuperado de www.objetivobienestar.com

– Activo Deportes (17 de agosto de 2017). Estiramiento muscular: 7 tips básicos para no equivocarte. Atletas.info. Recuperado de www.atletas.info