Para la mayoría de los adultos sanos el metabolismo basal representa el 50% y 70% del gasto energético diario total. Este es considerado la parte más importante del gasto energético que realiza cada persona. Está determinado según la edad, sexo y estatura (OCU, 2017). 

Se trata de la cantidad de energía que consume tu organismo a lo largo del día para mantener los procesos vitales, aun estando en reposo (OCU, 2017). 

Según Mayo Clinic (2020), incluso cuando descansas, tu cuerpo necesita energía para llevar a cabo todas sus funciones básicas. Principalmente, la respiración, la circulación de la sangre, el ajuste de niveles hormonales y el crecimiento y reparación de células. La cantidad de calorías que utiliza el organismo para llevarlas a cabo es lo que se conoce como metabolismo basal.  

 Conoce aquí los factores que determinan el metabolismo basal, su importancia y cómo puede favorecer el mantenimiento de un peso saludable a través de una correcta nutrición. 

 Factores que determinan el metabolismo basal de cada persona  

 Existen diversos factores para determinar tu metabolismo basal que afectan tu gasto de calorías y el aumento de peso. Estos incluyen (Mayo Clinic, 2020):

 El tamaño y la composición del cuerpo. Tener una contextura más grande o más músculo contribuye a quemar más calorías, incluso mientras descansan.

  • Sexo. Los hombres tienen menos grasa corporal y más masa muscular que las mujeres de la misma edad y peso, esto hace que quemen más calorías.
  • Edad. Con los años, la cantidad de masa muscular disminuye y la grasa puede ocupar una mayor proporción del peso, esto hace que se quemen menos calorías.
  • Actividad física. Hacer ejercicio o cualquier actividad física de forma regular, ayuda a que tu cuerpo queme más calorías diariamente.
Metabolismo basal: en qué consiste y cuál es su importancia

Importancia del metabolismo basal para mantener un peso saludable 

El metabolismo basal es un proceso constante de reacciones químicas que tienen lugar en las células de tu cuerpo. Se trata de una medida de la velocidad en la que consumes energía en forma de calorías. Por tanto, puede desempeñar un papel importante en la tendencia de ganar o perder peso (OCU, 2017). 

Si cuentas con un metabolismo lento, consumes pocas calorías mientras duermes y esto contribuye a ganar más peso. Un metabolismo rápido quema más calorías y se reducen las probabilidades de aumentar de peso (Arnarson, 2018).

Para hacer que tu metabolismo basal funcione correctamente debes tener buenos hábitos de vida, una dieta sana y realizar ejercicio físico. Esto te ayudará a mantener un peso saludable y al mismo tiempo sumará bienestar a tu organismo (Morales, 2021). 

Claves para favorecer el metabolismo basal con una alimentación equilibrada

Para favorecer el metabolismo basal es importante seguir una alimentación equilibrada acorde a tus necesidades metabólicas. Estas claves te ayudarán con su buen funcionamiento (Nall, 2018):  

  • Incluye en tu dieta todos los grupos de alimentos que aporten los micronutrientes esenciales en cantidades adecuadas. También, es importante saber qué son los macronutrientes para consumirlos de forma correcta.  
  • Incorpora más alimentos que contienen vitamina B, como los plátanos, las espinacas y los alimentos integrales. Estos favorecen el funcionamiento de tu metabolismo basal.
  • Consume té verde y bebe mucha agua, esto mantiene tu metabolismo óptimo y contribuye con un peso saludable. 

Si bien, las necesidades energéticas de cada individuo son distintas, mantener en buen funcionamiento tu metabolismo basal te ayudará a tener un buen estado de salud y una calidad de vida satisfactoria (Nall, 2018). Por eso, mejorar tus hábitos alimenticios, te permitirá saber cuántas calorías debes consumir en función de tus necesidades. Sin embargo, antes de hacer cualquier cambio en tu dieta es importante consultar con un profesional de la salud.