Cuando el cuerpo descompone los alimentos pueden producirse unas moléculas inestables llamadas radicales libres (Mayo Clinic, 2019).

Pero, ¿qué son los radicales libres?

¡Sigue leyendo, pues te contamos lo que debes saber sobre ellos!

¿Qué son los radicales libres?

Los radicales libres son moléculas inestables que se caracterizan por no tener electrones emparejados, es decir, necesitan encontrar el electrón que les falta y, normalmente, lo toman de las células que tienen cerca (Aragón, 2018).

En ese proceso, los radicales libres pueden desequilibrar el organismo, pues “roban” electrones de una molécula estable que, en consecuencia, puede quedar inestable y convertirse en un nuevo radical libre (Aragón, 2018).

Aunque también son un mecanismo natural del cuerpo para luchar contra virus y bacterias, el problema se presenta cuando hay una descompensación entre su producción y su eliminación (Instituto Nacional del Cáncer, 2020a).

Verás, el cuerpo puede manejar algunos radicales libres, pero una cantidad muy grande desestabiliza las defensas normales del organismo (Instituto Nacional del Cáncer, 2020a).

¿Qué son los radicales libres? Todo lo que necesitas saber

¿Qué provoca su aparición?

Los radicales libres pueden producirse debido a tu estilo de vida: factores como el estrés, la mala alimentación o el tabaquismo pueden favorecer su aparición (Adcock, 2018).

También pueden ser una consecuencia del medioambiente; si estás expuesto a elementos contaminantes como los rayos ultravioletas, el humo del cigarrillo, la contaminación ambiental, sustancias que se encuentran en alimentos procesados, entre otros (Mayo Clinic, 2019).

¿Qué ocurre en el cuerpo cuando hay un exceso de radicales libres?

Un exceso de radicales libres puede generar efectos perjudiciales.

Y es que estos pueden acumularse en algunas células, lo que daña sus moléculas.

Si esto ocurre, pueden aumentar los riesgos de cáncer, diabetes, enfermedades cardíacas, entre otras (Instituto Nacional del Cáncer, 2020b).

De igual modo, su presencia está relacionada con la aceleración del envejecimiento y puede participar en la aparición de enfermedades degenerativas como el alzhéimer, párkinson y la arteriosclerosis (Aragón, 2018).

¿Cómo puedes protegerte de los efectos de los radicales libres?

La alimentación es una de las mejores formas de reducir los efectos de los radicales libres.

Así pues, deber aumentar el consumo de alimentos ricos en antioxidantes. Los antioxidantes son sustancias, naturales o fabricadas, que pueden prevenir y retrasar algunos daños en las células (MedlinePlus, 2020).

Algunos antioxidantes naturales son:

  • Vitamina A. Además de ser un antioxidante, la vitamina A favorece la visión y el crecimiento. Se encuentra en zanahorias, huevos, arándanos, hígado, salmón, entre otros (Mayo Clinic, 2018a).
  • Vitamina C. El cuerpo no produce vitamina C, por lo que es necesario obtenerla de los alimentos. Está presente en los cítricos, papas, tomates, brócoli, ajo, espinaca, por mencionar algunos (Mayo Clinic, 2018b).
  • Vitamina E. Tiene un rol fundamental en los procesos del sistema inmunitario y metabólico. Podemos encontrarla en frutos secos, semillas, almendras, aguacate, mango y kiwi. También en vegetales de hoja verde como la espinaca y la col. De igual modo, en aceite de soya, maíz, girasol y canola (Mayo Clinic, 2018c).
  • Ayuda a su cuerpo a producir enzimas antioxidantes que participan en la prevención del daño celular Se encuentra en las verduras, las nueces de Brasil y los granos. Asimismo, en alimentos de origen animal como el pescado, los mariscos, las carnes rojas, el huevo y el pollo (MedlinePlus, 2019).

***

Ahora que ya sabes qué son los radicales libres y cuáles son algunos de sus efectos, sabes lo importante que es mantener una dieta balanceada y, sobre todo, rica en antioxidantes.

¡Es la clave para combatirlos!

BIBLIOGRAFÍA.

Adcock, J. (2018). ¿Son los antioxidantes bastante buenos para nosotros? El País. Recuperado de https://elpais.com/elpais/2018/01/24/buenavida/1516811818_101434.html

American Academy of Family Physicians. (2020). Antioxidantes: lo que usted necesita saber. Recuperado de https://es.familydoctor.org/antioxidantes-lo-que-usted-necesita-saber/?adfree=true

Aragón, R. (2018). Radicales libres. ESalud. Recuperado de https://www.esalud.com/radicales-libres/

Mayo Clinic. (2018a). Vitamina A. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/es-es/drugs-supplements-vitamin-a/art-20365945

Mayo Clinic. (2018b). Vitamina C. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/es-es/drugs-supplements-vitamin-c/art-20363932

Mayo Clinic. (2018c). Vitamina E. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/es-es/drugs-supplements-vitamin-e/art-20364144

Mayo Clinic. (2019). Antioxidantes. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/nutrition-and-healthy-eating/multimedia/antioxidants/sls-20076428

Fundación Española del Corazón. (2018). Antioxidantes: ¿qué son y para qué sirven? Recuperado de https://fundaciondelcorazon.com/blog-impulso-vital/3250-antioxidantes-ique-son-y-para-que-sirven.html

Instituto Nacional del Cáncer. (2017). Antioxidantes y prevención del cáncer. Recuperado de https://www.cancer.gov/espanol/cancer/causas-prevencion/riesgo/dieta/hoja-informativa-antioxidantes

Instituto Nacional del Cáncer. (2020a). Radicales libres. Recuperado de https://www.cancer.gov/espanol/publicaciones/diccionario/def/radical-libre

Instituto Nacional del Cáncer. (2020b). Antioxidantes y prevención del cáncer. Recuperado de www.cancer.gov/espanol/

Mancebo, S. (2020). Vitamina E, un antioxidante esencial. EFE Salud. Recuperado de https://www.efesalud.com/vitamina-E-antioxidante-esencial-dieta/

MedlinePlus. (2019). Selenio en la dieta. Recuperado de https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002414.htm

MedlinePlus. (2020a). Antioxidantes. Recuperado de https://medlineplus.gov/spanish/antioxidants.html

MedlinePlus. (2020b). Vitaminas. Recuperado de https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002399.htm

Rey, T. (2019). Cómo se originan los radicales libres. Recuperado de www.65ymas.com/salud