Cheesecake de chocolate y frambuesa con Aceite de Coco Gourmet®

Para 8 porciones

Cheesecake

¿Qué necesitas?

Para la base

  • 1 ½ taza de galletas trituradas (preferiblemente tipo Graham)
  • 80 gramos de chocolate amargo derretido
  • ¼ taza de Aceite de Coco Gourmet®

Relleno  y cubierta

  • 1 taza de mermelada de frambuesa
  • ⅓ taza de agua
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 1 cucharada de fécula de maíz
  • 600 gr de queso crema
  • ¾ taza de azúcar
  • ½ cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de harina de trigo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de Aceite de Coco Gourmet®
  • ½ taza de frambuesas frescas o congeladas

¡Manos a la obra!

Comienza por engrasar un molde de 22 centímetros (de base removible) y precalienta el horno a 160°C /325°F. 

Mezcla el chocolate derretido con el aceite de coco hasta que tenga una consistencia uniforme; agrega las galletas y mezcla bien. Ponlas en el fondo del molde y forma una capa de un grosor parejo.  

Calienta en una olla la mermelada con el jugo de limón y la mitad del agua. Disuelve la fécula de maíz en el resto del agua y agrégala a la mermelada cuando empiece a la hervir. Deja cocinar durante 2 minutos mientras revuelves constantemente. Cubre la superficie con un plástico y deja enfriar. 

Utiliza una batidora para ablandar el queso crema y bátelo durante 5 minutos. Agrega el azúcar, la harina y sal y sigue batiendo. Baja la velocidad y agrega los huevos uno por uno y la vainilla y el aceite de coco lentamente. Limpia los bordes del recipiente con una espátula de vez en cuando. 

Agrega ¼ de taza de mermelada a la mezcla e incorpora con la espátula. Llena el molde con la mezcla del queso crema y alisa la superficie.

Hornea por 50 minutos o hasta que tenga un color dorado claro y hasta que al mover el molde el centro se vea ligeramente firme. Retira del horno y deja enfriar 15 minutos. Pasa un cuchillo por los bordes del molde para despegar el cheesecake. Déjalo enfriar por completo y refrigéralo mínimo durante 3 horas. 

Desmolda el cheesecake y cúbrelo con la mermelada restante. Para decorar, utiliza las frambuesas y un par de hojas de hierbabuena.