Así de fácil puedes ayudar al medio ambiente desde tu casa

Frecuentemente escuchamos noticias sobre el calentamiento global o las consecuencias en el medio ambiente de la agricultura y la ganadería, entre otras actividades. ¿Te imaginas si cada uno de nosotros pusiera en práctica estos cinco tips que te presentamos? Podríamos reducir nuestra huella de carbono y ayudar a hacer un mundo mejor.

¡El planeta lo agradecerá!

1. Desconecta los aparatos eléctricos que no estés utilizando: si pusiste a cargar tu celular y la batería ya está al 100%, desconecta el cargador. Tampoco te duermas con el televisor prendido o con tu computador encendido. El consumo de artefactos electrónicos que están apagados pero sin desconectar es de 1.6 kilovatios por día, una cifra que puede representar el 5 y hasta el 10 por ciento del consumo total de los electrodomésticos en una casa, dice el portal web www.finanzaspersonales.co.

2. Reemplaza los bombillos tradicionales por los ahorradores, estos ayudan a disminuir el consumo de energía y también a ahorrar dinero. Además, aprovecha la luz del sol lo más que puedas y solo utiliza los bombillos cuando sea estrictamente necesario.

3. Evita comprar bolsas plásticas: cámbiate a las bolsas de tela o al carrito de mercado. En caso de que no tengas otra opción, usa la menor cantidad posible y recíclalas. Ten en cuenta que, recientemente, en los supermercados se empezó a cobrar un impuesto por cada una de las bolsas que uses.

4. Separa los residuos: para algunos puede resultar una tarea tediosa pero, si lo vuelves parte de tu rutina y das ejemplo en tu casa, verás que es muy sencillo de hacer. Se trata de aprender a separar los residuos que producimos a través de bolsas de colores las cuales, a diferencia de las de los supermercados, tienen una función especial: identificar los residuos. Hacerlo te permitirá ver qué tanta cantidad de basura produces. Te contamos los principales tipos de bolsas que hay en el mercado:

Verdes: están pensadas para que se depositen los residuos sólidos biodegradables y que se descomponen rápidamente (cáscaras de fruta, sobras de comida, verduras, cáscaras de huevo, hojas secas, café), entre otros.

Grises: son para reciclar cartón y papel.

Blancas: para el vidrio. Recuerda envolverlo en papel periódico antes de desecharlo para que las personas que manipulan la basura no se corten ni tampoco que se rompa la bolsa.

Azules: para todo tipo de bolsas y envases plásticos.

Amarillas: se utilizan para depositar aluminio y metales.

Rojas: son para todos los residuos peligrosos y de riesgo biológico como los desechos sanitarios.

5. Por último, pero no por eso menos importante, recuerda no arrojar aceite de cocina por el lavaplatos: si lo haces, este terminará en el agua y formará una película altamente contaminante en las quebradas y los ríos que impedirá el paso de oxígeno, lo cual puede causar la muerte de los seres vivos que lo habitan. ¡Un litro de aceite contamina 1000 litros de agua!

Tampoco lo deseches con el resto de la basura. Cuando el aceite termina en rellenos sanitarios, la lluvia y la humedad hacen que se formen los lixiviados, que son sustancias con propiedades tóxicas y potencialmente cancerígenas que impactan directamente en la salud humana. Envasa el aceite usado en una botella plástica y deposítalo en los lugares habilitados para su recolección. Consulta algunos puntos aquí.

Otros tips para cuidar del medio ambiente

  • Usa menos el carro y opta por el transporte público. Si puedes, camina o utiliza la bicicleta; así te ejercitas y disminuyes el impacto ambiental
  • Reutiliza el agua del segundo ciclo de la lavadora
  • Recicla las hojas al imprimir e imprime solo si es necesario
  • Cierra la llave de la ducha cuando te estés enjabonando
  • Utiliza un vaso a la hora de cepillarte

¡Recuerda que con pequeñas acciones podemos generar un gran cambio! Conoce otras maneras de hacerlo en nuestra comunidad.

*Con información la Subdirección de Ecourbanismo y Gestión Ambiental Empresarial de la Secretaría Distrital de Ambiente, Finanzas Personales y The Guardian.