El aceite ha estado sujeto durante mucho tiempo a diferentes mitos sobre sus efectos en el organismo pero, ¿qué tan ciertos serán? Pon el cursor sobre cada imagen y descúbrelo. 
Compra aceite de oliva Gourmet® en CTV®

El consumo adecuado de grasas mejora  las defensas y la calidad de la piel. Brinda mayor energía para el desarrollo de las actividades diarias, absorbe vitaminas y aporta al funcionamiento metabólico.

1. La grasa, es un componente esencial en la alimentación

Cuando se eliminan las grasas, tu cuerpo se alarma haciendo que el metabolismo funcione lento, haya un déficit de vitaminas A, D, E y K y además se altera el sistema hormonal ocasionando tristeza.

3. No consumir grasas nos pone tristes

No. El consumo de grasas junto con una dieta balanceada ayuda a la regeneración de la piel, dado que las grasas tienen lípidos y vitamina E que evitan las arrugas. El acné es tan solo un tema hormonal.

5. Las grasas causan acné

El consumo de cierto tipo de grasas ayuda a suplir necesidades específicas para el mejoramiento del organismo de deportistas o personas con bajas defensas.

7. Las grasas ayudan a mejorar las alteraciones físicas con rapidez

Junto con una dieta balanceada y ejercicio regular, el consumo de grasas saturadas y ácidos grasos esenciales y otras sustancias lipídicas previene diferentes tipos de enfermedades como la obesidad.

2. El aceite engorda

Un consumo adecuado de grasas ayuda a prevenir enfermedades para la madre y el bebé. Además, aportan energía y ácidos grasos esenciales como el Omega 3 y 6 especiales para el cerebro y la visión.

4. Las grasas son aliadas de la maternidad

¡Falso!  Las grasas naturales son buenas si se ingieren en cantidades y combinación adecuada. Es recomendable incluir grasas de origen vegetal como el aceite de oliva, coco, de linaza y nuez.

6. No existen grasas buenas

Artículos relacionados