Las grasas son fundamentales para nuestra salud, ya que participan en funciones como el transporte y absorción de vitaminas liposolubles como la A, D, E y K (Mayo Clinic, 2019).

***

Sin embargo, no todos los tipos de grasas son saludables y existen algunas, como las grasas trans, que deberías consumir en la menor cantidad posible (MedlinePlus, 2018).

Grasas trans: ¿qué son y en qué alimentos se encuentran?

¿Qué son en realidad las grasas trans?

Existen dos tipos de grasas (también llamadas lípidos).

Unas las produce el organismo cuando se consumen calorías en exceso, principalmente provenientes de los carbohidratos.

Otras, en cambio, se encuentran en los alimentos que ingerimos; a estas se las llaman grasas alimentarias.

Las grasas trans están dentro de esta categoría (Mayo Clinic, 2019).

***

¿Qué las diferencia de las otras?

 


Las grasas trans provienen de dos tipos de alimentos.


Por un lado, están presentes naturalmente en las carnes rojas y los lácteos aunque, vale aclarar, en pequeñas cantidades.

Por el otro, están en los alimentos procesados de origen industrial (MedlinePlus, 2018).

En efecto, las grasas trans se producen cuando se transforman los aceites vegetales líquidos que contienen algunos alimentos en grasas sólidas o semisólidas.

El proceso que se hace se conoce como hidrogenación, la cual puede ser parcial o total.

En los casos en que este proceso es parcial es cuando se generan las grasas trans. (ANMAT, s.f.).

Este tipo de grasas resultan muy útiles en la industria de los alimentos procesados.

Se conservan por más tiempo, son más estables durante la fritura y son ideales para repostería por su solidez y plasticidad (ANMAT, s.f.).

Sin embargo, tienen algunos inconvenientes.

***

¿Qué pasa en nuestro organismo cuando consumimos grasas trans?

Este tipo de grasas tienen efectos muy similares a los que producen las grasas saturadas; estas últimas, también forman parte de las grasas que provienen de los alimentos.

En cualquier caso, consumir cualquiera de ellas puede tener incidencia en la posibilidad de padecer enfermedades cardiovasculares o accidentes cerebrovasculares, desarrollar diabetes mellitus y participar en el aumento de peso (ANMAT, s.f.; MedlinePlus, 2018).

¿Por qué?

  • Pueden disminuir los niveles de colesterol HDL (o bueno); lo cual contribuye a reducir la capacidad del cuerpo para regular, eliminar y reciclar el colesterol en sangre (ANMAT, s.f.; MedlinePlus, 2018).
  • Asimismo, pueden incrementar el nivel del colesterol LDL (o malo); ese exceso se adhiere a las paredes de las arterias y de las venas y produce un engrosamiento; lo cual puede aumentar el riesgo de accidentes cardiovasculares y cerebrovasculares (ANMAT, s.f.; MedlinePlus, 2018).

***

¿Y qué opinan los expertos acerca del consumo de grasas trans?

Las opiniones coinciden en cuanto al consumo de estos lípidos.

En realidad, nuestro cuerpo no necesita las grasas trans para funcionar, por lo tanto, la recomendación es que su consumo sea el menor posible (MedlinePlus, 2018), o directamente, eliminarlas de la dieta según lo aconsejan las Dietary Guidelines for Americans (Mayo Clinic, 2019).

***

Algunos alimentos en los se suelen encontrar estas grasas

Lo mejor que puedes hacer para saber si un alimento las contiene y en qué cantidad es leer la etiqueta de la tabla nutricional.

Estas grasas pueden estar presentes en varios alimentos; por ejemplo:

  • Alimentos congelados, aperitivos salados, sustitutos de crema no lácteos (Cuídate Plus, 2020).
  • Galletas saladas y dulces, pasteles o tortas, glaseados listos para usar, comidas rápidas (FDA, s.f.).
  • Sopas y salsas preparadas, productos precocidos, palomitas de maíz (ABC salud, 2014).

***

Toma nota: la FDA admite hasta 0,5 gramos de grasa trans por porción para considerar a un alimento libre de ellas (FDA, s.f.).

***

Para concluir, recuerda elegir aquellos productos que tengan la menor cantidad de grasas alimentarias.

 

¡Fíjate en las etiquetas! Una alimentación equilibrada es fundamental para gozar de una buena salud.


BIBLIOGRAFÍA.

– FDA (s.f.). La FDA pone un alto a las grasas trans en los alimentos procesados. Recuperado de www.fda.gov/consumers

– Cuídate Plus (s.f.). Grasas trans. Recuperado de https://cuidateplus.marca.com/alimentacion/diccionario/grasas-trans.html

– Gottau, G. (s.f.). El contenido de grasas trans de algunos alimentos. Vitónica. Recuperado de www.vitonica.com/grasas

– ABC Salud (2014). Diez alimentos ricos en grasas trans. Recuperado de www.abc.es/salud/noticias

– ANMAT (s.f.). Acerca de las Grasas Trans. ¿Qué son las Grasas Trans y dónde se encuentran? Recuperado de http://www.anmat.gov.ar/grasas_trans/que_son.asp

– MedlinePlus (2018). Datos sobre las grasas trans. Recuperado de medlineplus.gov

– Mayo Clinic (2019). Grasas alimenticias: conoce qué tipos elegir.  Recuperado de www.mayoclinic.org