Milanesa con papas, el mejor acompañamiento

La milanesa es un plato que ha conquistado los corazones por generaciones. Aprende con nosotros cuáles son las claves para fritarla de la mejor manera y compartir este clásico con los que más quieres.

Una milanesa tradicional es un corte delgado y magro de carne de res apanado, acompañado de papas fritas. Por supuesto, el tiempo ha traído distintas variaciones de la receta original. Las hay de pollo, cerdo y hasta vegetarianas.

A continuación, te daremos algunos tips para que tengas en cuenta a la hora de preparar una milanesa como todo un experto.

El aceite adecuado para fritar una milanesa

Ten en cuenta los siguientes aspectos del aceite y el proceso de freír para lograr una milanesa perfecta.

  • El mejor tipo de aceite para fritar es el de oliva, ya que es estable a altas temperaturas. Esto implica una menor descomposición del aceite y, con ello, una producción reducida de sustancias adversas. El aceite de oliva Gourmet® es neutro en aroma y sabor, así que no cambia el gusto de los alimentos.
  • La temperatura ideal para freír son los 180 °C. Permite dorar el exterior, cocinar el interior y evitar que la comida se impregne de aceite. Si no cuentas con un termómetro de cocina, corta un pedacito de la preparación y ponla en el aceite para probar si está suficientemente caliente. Debería flotar y burbujear moderadamente.
  • Fritar una milanesa requiere de una cantidad abundante de aceite. Lo más recomendable es que esté sumergida para lograr una cocción uniforme.
  • No mezcles aceites. Cada tipo tiene un punto de humeo distinto. De otro lado, no agregues aceite nuevo al que tienes en el sartén. El aceite que ya tienes en el sartén está deteriorado y acelerará el deterioro del nuevo, lo que promueve la oxidación de la mezcla en general.
  • Filtra el aceite si quieres reutilizarlo. No lo uses de nuevo más de dos veces.
  • No tapes la milanesa cuando termines de fritarla, pues se ablandará. Este plato es mejor crocante.

Características de la milanesa ideal

Hay algunos aspectos de una milanesa que debes cuidar para que fritarla sea sencillo.

  • El grosor importa. Típicamente, un filete de carne para este plato debe medir entre medio y un centímetro. Así será más fácil de freír sin perder el sabor de la carne. Los cortes más populares de milanesa son peceto, nalga, bola de lomo y cuadrada.
  • La calidad del apanado es clave. Para obtener el mejor posible, los huevos deben batirse muy bien, hasta lograr una mezcla homogénea. Deja escurrir el excedente cuando sumerjas la carne. De lo contrario, formará grumos sobre el corte cuando entre en contacto con el pan rallado. Recuerda que el pan debe estar molido parejo y mantenerse suelto.

En cuanto al sabor, experimenta con tus condimentos predilectos para crear un buen adobo. Tradicionalmente a la mezcla de huevo se agrega ajo, sal, perejil y orégano. También puedes marinar la carne unas horas antes de preparar el plato.

REFERENCIAS:

– Clarín Gourmet. (3 de mayo de 2020). Consejos y recetas para hacer la milanesa perfecta. El Clarín. Recuperado de www.clarin.com

– COMER. (25 de noviembre de 2016). ¿A qué temperatura hay que calentar el aceite para hacer una buena fritura? La Vanguardia. Recuperado de www.lavanguardia.com

– Esquivel Ramírez, A. Castañeda Ovando, y C. Ramírez Godínez, J. (2014). Cambios químicos de los aceites comestibles durante el proceso de fritura. Riesgos en la salud. Pädi, 2(3). Recuperado de https://www.uaeh.edu.mx/scige/boletin/icbi/n3/e3.html

– Harwicz, Dr. P. (3 de abril de 2017). ¿Cómo cocinar una fritura correctamente? La Nación. Recuperado de www.lanacion.com.ar

– Litvin, L. (3 de septiembre de 2019). TOMÁ NOTÁ Y USÁ ESTE MANUAL PARA PREPARAR UNA PERFECTA MILANESA DE CARNE. [Mensaje de blog] Recuperado de https://vinomanos.com/2019/09/como-hacer-una-milanesa-perfecta/

Conoce más sobre cómo cuidar tus fritos