Los patacones son el acompañamiento perfecto para tus platos, aunque también quedan increíbles como los protagonistas de la cena. ¿Qué tal si los acompañas con hogao, guacamole o queso costeño? El resultado: Una combinación ganadora. ¡Disfrútalos!

¿Qué necesitas?

2 plátanos verdes
½ taza de agua

1 diente de ajo machacado

1 cucharadita de sal

Sal marina

Preparación:

galletas de avena con miel receta
1. Pela los plátanos y corta cada uno de estos en 6 trozos iguales. Calienta el aceite de coco a 130°C en un sartén no muy grande para que cubra los plátanos. Cocina los plátanos por tandas hasta que estén suaves, (si los puedes pinchar fácilmente con un palillo o un tenedor eso significa que están en su punto).
2. Saca los plátanos y escúrrelos en suficiente papel absorbente. Asegúrate de que estén calientes cuando los vayas a aplanar (para aplanarlos puedes usar dos plásticos o papel parafinado).
3. Aumenta la temperatura del aceite a 165° C. Ahora, mezcla el agua con una cucharadita de sal y el diente de ajo en un plato hondo. Pasa rápidamente cada plátano aplanado (fíjate que hayas sacudido antes exceso de agua) y ponlos en el aceite caliente con mucho cuidado.
4. Deja que se doren y tuesten y deja que escurra el exceso de aceite. Coloca sal marina por encima, sírvelos con hogao; queso y guacamole ¡y disfruta estos patacones ganadores!