Gourmet libre de TBHQ

Gourmet-libre-tbhq-min

La frase “el conocimiento es poder” aplica para todas las áreas de la vida, incluida la alimentación. Y es que conocer los ingredientes y aditivos que se encuentran en los alimentos te ayuda a seleccionar mejor lo que comes. Por eso, te contaremos lo que debes saber sobre el TBHQ: qué es, para qué sirve y lo que dice la ciencia sobre él. 

¡Acompáñanos!

¿Deberías consumir alimentos con TBHQ?

¿Qué es el TBHQ?

TBHQ es el acrónimo de “Terbutil Hidroquinona” (NIH, s.f.). Se trata de un compuesto antioxidante artificial que protege a los alimentos contra el deterioro causado por el contacto con el oxígeno, el medio ambiente y la acción de los radicales libres (Espinoza, 2017).

Algunos antioxidantes son naturales, como la vitamina E o los tocoferoles, pero otros, como es el caso del TBHQ, son fabricados en laboratorios de forma sintética (Espinoza, 2017).

¿Cuáles son los usos del TBHQ?

Como te contábamos, el TBHQ ayuda a proteger a los alimentos de los daños oxidativos sin cambiar su olor, color o sabor. Por eso, es uno de los más usados en la industria alimentaria. (Mejía, Pérez & Nexticapa, 2014; Espinoza, 2017).

Este antioxidante puede usarse en casi cualquier alimento, pero lo más común es verlo en el aceite de cocina y otros alimentos grasos. Algunos alimentos donde puedes encontrarlo como ingrediente son (Mejía, Pérez & Nexticapa, 2014):

  • Ciertos aceites vegetales
  • Crema de cacahuate. 
  • Bebidas no alcohólicas. 
  • Margarinas.
  • Derivados del cacao. 
  • Goma de mascar.
  • Cereales secos. 
  • Mantecas.
  • Carne de cerdo fresca.
  • Carnes prefritas o secas. 
  • Salsas embotelladas de todo tipo. 
  • Productos congelados como pizzas y comidas precocidas. 

¿Es una molécula tóxica?

La verdad es que no existen estudios científicos que comprueben la toxicidad del TBHQ en los humanos. Pero, hay decenas de estudios en animales y bacterias que demuestran que puede ocasionar cambios en el ADN y predisponer a la aparición de células cancerígenas (Espinoza, 2017). 

Sin embargo, aún no se ha clasificado en la lista de la IARC, debido a la falta de consenso científico e investigaciones que demuestren que está asociado al cáncer (Cuida tu vida, s.f.).

Las evidencias sugieren que existe una probabilidad de que también pudiera causar daños al cuerpo humano. Se encontró que la ingesta de 1 a 4 gramos puede generar síntomas como náuseas, mareos, asfixia y delirio (Mejía, Pérez y Nexticapa, 2014). 

Las dosis menores pueden ser perjudiciales para los niños con síndrome del espectro autista, ya que puede causarles inquietud y ansiedad (Mejía, Pérez y Nexticapa, 2014).

Por eso, la Comunidad Europea y Japón ya prohíben su uso en los alimentos (Mejía, Pérez y Nexticapa, 2014). 

Sin embargo, la FDA todavía permite el uso de este antioxidante en los alimentos, siempre y cuando su concentración no supere el 0.02% (FDA, 2019; JECFA, 1999). 

Por su parte, el Ministerio de Salud de Colombia (1991) establece una concentración máxima de 200 mg de TBHQ por cada kilo de alimento. 

Entonces, ¿deberías evitar el consumo de TBHQ?

En definitiva, todavía hacen falta estudios para confirmar con certeza la toxicidad del TBHQ en los humanos a corto y largo plazo. (Espinoza, 2017). Sin embargo, para evitar cualquier problema puedes comenzar a regular su consumo con las siguientes estrategias: 

  • Prefiere los alimentos naturales sobre los procesados. 
  • Revisa la etiqueta nutricional de los alimentos y el listado de ingredientes. 
  • Consulta con un especialista antes de realizar la dieta cetogénica u otras altas en grasas, porque esto puede aumentar la dosis que consumes a diario de este aditivo. 
  • Usa aceites que no contengan este aditivo. 

Nuestros aceites Gourmet® en spray y en presentación tradicional están libres de TBHQ. Al consumirlos y usarlos en tus preparaciones estás seguro de estar alimentando tu cuerpo sin los riesgos de este aditivo. ¡ Cuida tu organismo y el de tu familia !

Nuestros aceites Gourmet® en spray y en presentación tradicional están libres de TBHQ. Al consumirlos y usarlos en tus preparaciones estás seguro de estar alimentando tu cuerpo sin los riesgos de este aditivo. ¡Cuida tu organismo y el de tu familia!

Este contenido te encantará