Siempre se habla de que, para llevar estilos de vida saludable, es primordial una alimentación balanceada, pero ¿en realidad qué significa? ¡No te preocupes!

***

A continuación, te mostraremos la forma en que puedes adoptarla y los beneficios de hacerlo.

Alimentación balanceada: todo lo que debes saber

¿Qué quiere decir alimentación balanceada?

Una dieta o alimentación balanceada hace referencia a ingerir los tipos y cantidades adecuadas de alimentos y bebidas, con el objetivo de proporcionarle al cuerpo los nutrientes y energía que necesita para el mantenimiento y buen funcionamiento de todos los órganos y tejidos, así como para un óptimo crecimiento y desarrollo (Tsai, 2008).

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (2020) afirma que una dieta balanceada debe contener opciones de los cinco grupos alimenticios. Esto incluye frutas, vegetales, granos, proteínas y lácteos.

Compra aceite de oliva Gourmet® en CTV®

Razones para llevar una alimentación balanceada

Según UnityPoint Clinic (2015), una dieta balanceada:

  • Aporta una buena nutrición que mejora tu bienestar físico y mental.
  • Puede ayudar a controlar tu peso y evitar la obesidad.
  • Contribuye a proteger y mantener fuerte tu sistema inmunológico.
  • Ayuda a conservar tu piel firme y retrasa el envejecimiento prematuro.
  • Te da energía.
  • Puede reducir el riesgo de padecer enfermedades crónicas.
  • Favorece el rendimiento del cerebro.
  • Mejora tu estado de ánimo y reduce los sentimientos negativos.
  • Puede alargar tu expectativa de vida.

Consejos para adoptar una alimentación balanceada

Ahora, para mejorar tu estilo de alimentación y adoptar hábitos más saludables te traemos las siguientes recomendaciones:

Mantén la comida no saludable fuera de tu casa

Es difícil llevar una alimentación balanceada si estamos rodeados por comida no saludable, y más cuando no se tiene el hábito. Evita tener comida procesada, paquetes o dulces en la cocina. En su lugar compra snacks más equilibrados. Así, cuando quieras comer algo consumirás alimentos más saludables (Spritzler, 2019).

Cuida tus fuentes de grasas

Las grasas deben hacer parte de la dieta. Sin embargo, hay que asegurarse de ingerir grasas saludables, evitar las grasas trans y limitar las grasas saturadas que se encuentran en los alimentos de origen animal.

Evita comidas rápidas, consume frutos secos, aguacate, legumbres, salmón y sardinas, y prefiere el aceite de oliva o canola para cocinar o aderezar las ensaladas. Estos alimentos son fuente de grasas saludables (FamilyDoctor, 2020).

 Mantente hidratado

Una persona debe tomar al menos dos litros de agua al día. No hay que esperar a tener sed, pues esto ya es señal de estar deshidratado. Cuida tu hidratación manteniendo una botella de agua siempre visible y evita al máximo las bebidas azucaradas (El Clarín, 2015).

Consume estos alimentos

Para llevar una alimentación balanceada debes priorizar en tu dieta las frutas y verduras (son ricas en vitamina, minerales y fibra); legumbres (contienen micronutrientes y proteínas); y las carnes blancas (aportan proteínas y grasas saludables). Por otro lado, disminuye, controla y/o evita alimentos  procesados, bebidas azucaradas, alimentos con mucha sal y el alcohol (García, 2018).

***

Recuerda que la alimentación balanceada y el entrenamiento son los pilares de una vida saludable. Asimismo, recuerda visitar a un nutricionista para saber los alimentos que debes consumir y sus cantidades.

BIBLIOGRAFÍA.

Este contenido te encantará