Hacer una ensalada tiene su ciencia. ¡Muchas veces se cree que es fácil, pero no lo es! La vinagreta para mí es la clave, porque es lo que la une, le da sabor y la integra. Buenos ingredientes necesitan una buena vinagreta. Y aunque no pareciera, la clave está en el aceite. El sabor neutro de un buen aceite ayuda a que todos la preparación se integre, sin que pierda frescura.

Preparación:

1. Yo empiezo por las hojas de lechuga y espinaca. Me gusta que queden crujientes, entonces les quito el centro, las lavo y las pongo en agua con hielo mientras hago lo demás.
2. Después limpio los espárragos y les saco la parte de abajo, la mas dura y blanquita. En una sartén con aceite de oliva Gourmet® los doro un poquito, como 3 o 4 minutos. Al sacarlos les pongo sal gruesa, un chorrito de jugo de limón y los dejo enfriar.
3. Luego escurrimos muy bien las hojas verdes, yo tengo un secador de lechuga, ahora es bien fácil conseguirlos. Yo le puse de nombre “el lechugador”.
4. Limpio los champiñones con una servilleta para sacarles la tierrita. Les corto el tronquito y los corto en láminas delgaditas, luego corto los espárragos como en tres pedacitos y los corto en diagonal.

Ingredientes (Para 4 personas)

1 paquete de hojas de espinaca mini
1 paquete de lechuga, cogollos
1 atado de espárragos
1/2 libra de champiñones enteros y bien blanquitos

4 cucharadas de almendras en lámina

1 naranja tangelo

Un chorro de Aceite Gourmet® Oliva

Aceite de Girasol

Sal

Pimienta

Azúcar

Vinagre balsámico

Sal gruesa

Aprende a preparar una ensalada como lo hacen los expertos - Gourmet 1
Aprende a preparar una ensalada como lo hacen los expertos - Gourmet 2
Aprende a preparar una ensalada como lo hacen los expertos - Gourmet 3
Aprende a preparar una ensalada como lo hacen los expertos - Gourmet 4
5. En el bowl grande pongo las hojas verdes, los champiñones y los espárragos. Ahí con ayuda de un cuchillo afilado saco los gajos de naranja tratando de que no salga parte blanquita. Y los agrego a la mezcla.
6. Y ahora sí, lo que hace que esta mezcla se convierta en ensalada: La vinagreta. En un bowl pequeño, hago una mezcla de vinagre balsámico, un poquito de azúcar, y sal. Y lo disuelvo bien. Con ayuda de un tenedor le voy incorporando el aceite hasta que se mezcle bien. Por un ratico esa mezcla estará homogénea. Y así debe estar al momento de usarla. Si ves que se separa, antes de usarla la vuelves a agitar. La vinagreta tiene que ser generosa, que alcance a untar bien todos los ingredientes. ¡Si no la ensalada queda como un montón de cosas revueltas sin sentido! La vinagreta le da sentido a las ensaladas. ¡Y listo! A disfrutar.